Mostrando posts en Recetas

Campocerrado donde el viento da la vuelta

CampoCerrado.1

Alejandra

 Alejandra tiene 5 años y el otro día organizó sin querer una revolución en su clase. La profesora les pidió a ella y a sus 14 compañeros que dibujaran su animal favorito en unas cartulinas y que después le contaran su historia. Pasada una hora, la profesora se acercó a los pequeños pupitres, recogió los dibujos y regresó a su mesa. Los ojeó antes de empezar a pedir a cada niño que presentara a su mascota y confirmó sus peores sospechas. Todos eran de Bob Esponja, de Peppa Pig, de extraños dinosaurios y de animales que no existen. Estaba a punto de empezar a pedir que presentaran sus propuestas cuando vio un dibujo diferente; no era animado, parecía de verdad, sin duda era una vaca. Decidió dejar esa cartulina para el final.

 

Leer más

Filete a la Wellington

filete_wellingto

Las sensaciones van abriéndose camino entre las miradas, que ausentes,despiertan bajo el calor de las luces ámbar, que inundan las avenidas, donde los sentimientos son cómplices del tiempo que se detiene en  pequeños roces, en gestos delicados, y abrazos que se entregan sin pudor. Leer más

Costrata de moras y helado de queso

costrata_I

Rústica.

 

El viento precoz se disfraza de noviembre, se confunde entre los pasos llenos de frío, las luces se distorsionan bajo la lluvia, tenuemente alumbran la oscuridad de las avenidas,  ventanas dormidas con las persianas abiertas mirando pasar el tiempo, amantes que no duermen bajo la pasión que los desvela.

 El murmullo  de los árboles al ondearse, se vuelve sereno y violento, antes de encontrar su tranquilidad bajo el embrujo de una mirada que reposa bajo las horas bajas de la memoria. Complicidad húmeda que va desbordándose al encuentro de un beso caprichoso bajo las sensaciones más profundas. Leer más

Sopa de tomate con sandwich de queso

sopa_tomate

Rústica.

El otoño llega entre días confusos de viento y sol tardío,  las hojas se despojan de enredos y colores verdosos, pequeñas gotas, como luz de miradas que se tropiezan entre las hojas que van cayendo a nuestros pies, delicada complicidad enredada entre las callejuelas perdidas de una ciudad que grita silencio.

La intimidad reclama su momento, entre los  sentimientos que se van desnudando y se entregan como manos ciegas que buscan en tibieza de la noche,  recuerdos que se entregan entre pequeñas nostalgias sabor deseo y complicidad. Leer más