Nuestro Calendario Julio – 2014

Calendario_Granja_Gourmet_julio_2014_1024x670

En los recuerdos de una niña
visitas a la casa del mar.

Corriendo por el jardín trasero
horas jugando cosas mil.
Acabar cansada era infalible
la anciana previsora, también.
Sobre una mesa añeja, tinaja con hielo
trozos de sandía, hierbabuena y sal.

Sólo son los recuerdos de una niña
pero recuerdos suyas son. Leer más

Hannibal

hannibal

La delicada elegancia de un gesto, se desliza por su memoria.  Es un vuelo de aves que aún son inocentes, su aleteo alebresta los sentidos de una noche que se vuelve serena y excitante bajo la mirada que ahora reposa yerma en la distancia infantil.

Sus pasos son el ligero desdén de quien no vacila ante la verdad.  Las calles en silencio le protegen de un mundo que nunca podrá comprender un alma rota que vaga por cada avenida.  No busca, no  desea, no pide, ni regala instantes, los encuentra, los toma, los posee para luego vaciarse, como una copa intensa y robusta de vino que calienta la piel y la sangre, que late salvajemente por su olvidado corazón. Leer más

Hamburguesa de salmón y langostinos

hamburguesa_Salmon

Rústica.

El sonido del silencio es apenas una bruma lejana que se abre paso ante la luz que va inundando cada resquicio de este tiempo.  El ajetreo de mil recuerdos rondan la ciudad, su murmullo se impone, se va haciendo presente, como voces ajenas rondando cada callejuela,  entre las miradas desconocidas que atraviesan sin saberlo, los deseos ocultos que julio va despertando a nuestro paso. Leer más

Un Jardín sin Flores para Darío Barrio

13968436750_b9a44eaa53_b La muerte repentina de cualquier joven impone, quizás más cuando se trata del trágico final de un muchacho que salía en los medios y se dedicaba a hacer algunas cosas que a ti te gustan hacer; una persona que no era amigo tuyo pero con quien sentías cierto grado de afinidad, y que de alguna manera formaba parte de tu universo. Que vayamos por delante, a Darío no le conocía para nada, no le seguía por las redes, nunca le vi por la televisión, ni llegué a cruzar palabra con él. De hecho, la única vez que me surgieron comer en su restaurante hice caso omiso y fui a otro lado. Y entonces preguntaras, ¿porqué escribes sobre él ahora?… Es una buena pregunta. Leer más